El vestido de novia de Acacia con sabor andaluz

Acacia es una novia muy singular, nacida en Nicaragua de madre granadina, reside en Italia y se casaba con un italiano en Granada. Una mezcla de culturas que requerían un vestido de novia único y tan especial como lo es ella. Descubre como Beatriz Alvaro fue diseñando cada parte del vestido de novia.

La primera reunión en el atelier de Beatriz Alvaro, Acacia llegó e un vuelo procedente de Milán y por su parte, su tía Carmen, una segunda madre para ella, le acompaño y le aconsejó muy sabiamente, ya que ella es una gran apasionada del mundo de la moda.

Después de conocer el magnífico escenario donde iba a tener lugar la boda, a pies de la Alhambra a mediados de agosto, nos pusimos manos a la obra a la hora de diseñar el vestido de novia que llevaría para su gran día.

 

Primero comenzamos probando diferentes faldas para determinar el tejido y el volumen con el que la novia se sentía más cómoda, identificada y cómoda.  Optamos por una imponente falda de raso de seda natural junto con dos capas de una exclusiva organza de seda natural, que le aportó mucho movimiento y romanticismo.

En segundo lugar, el cuerpo, ajustado y con dos escotes en pico, ya que es el escote que más favorece a Acacia, cuando ya teníamos la base del modelo definida, comenzamos a ocuparnos de enriquecer el cuerpo y la falda con un delicado guipur en vainilla que le aportó un toque muy romántico.

 

Las mangas las elaboramos con el mismo guipur, teniendo en cuenta el lugar de la boda, Andalucía, pensamos en incluir un guiño andaluz con dos volantes, ligera pero espectacular.

Para crear continuidad entre el cuerpo y la falda, dejamos tres caídas sobre la falda, un detalle que lo enriqueció muchísimo.

Para completar esta creación, un fino y etéreo velo que permitía ver con todo lujo de detalles la impresionante espalda. Todas las fotografías, son obra de Bianchi Fotografía.

Siguiente

Un día en el atelier, así son las pruebas de nuestros vestidos de novia

Anterior

El vestido de novia asimétrico de Elena by Beatriz Alvaro

Sin comentarios

Escribe un comentario