un día en el atelier de beatriz alvaro

Un día en el atelier, así son las pruebas de nuestros vestidos de novia

Habitualmente os enseñamos las bonitas bodas de nuestras novias y os contamos cómo fue el proceso de elegir el vestido de novia y sus pruebas, sin embargo hoy os queremos enseñar cómo son las pruebas de los vestidos de novia desde el interior del atelier de Beatriz Alvaro. No te las pierdas!

un día en el atelier de beatriz alvaro

Nuestra protagonista es Carmen. Ella es una de las novias que no olvidaremos y a su familia, a lo largo de los diferentes meses hemos pasado por los nervios, la incertidumbre de escoger los detalles del vestido que más encajaran con su personalidad, el resto de preparativos, el ensayo general de la boda, porque sí tenemos un ensayo general de la boda.

Carmen es un auténtico torbellino y a nadie deja indiferente con su alegría y simpatía. Acudió a nuestro atelier porque dos amigas suyas habían confiado su vestido de novia a Beatriz Alvaro, y como su experiencia fue tan buena, Carmen se puso en manos del consejo de Beatriz Alvaro y su equipo desde el primer momento.

un día en el atelier de beatriz alvaro

La boda se celebró a mediados del pasado mes de julio en Granada, un aspecto clave a la hora de determinar el tejido, el diseño… Otro aspecto a tener en cuenta, es que se trato de una segunda boda para la novia, por lo que optamos por no incluir el velo en el bridal look y por lo tanto que el cuerpo fuera muy rico en detalles.

En dos primeras citas, fijamos que el tejido principal del vestido de novia iba a ser crepe de seda y tul bordado para el cuerpo, sin embargo dejamos para las pruebas determinar como lo íbamos a incluir en el vestido.

un día en el atelier de beatriz alvaro

La primera prueba es muy básica sirve para encajar el vestido de novia. El vestido ya está en el tejido elegido en este caso el crepe de seda. A cada novia se realiza su patrón en función de la batería de medidas que se le ha tomado, de este modo le queda prácticamente perfecto. En esta prueba es clave tener el sujetador que se va a llevar ese día y la altura de los zapatos que se vana a llevar el día de la boda.

un día en el atelier de beatriz alvaro

En la segunda prueba el traje ya va cogiendo mucha forma en este caso, el cuerpo bordado ya estaba listo para probarlo. Una preciosa combinación de plumeti con tul bordado, con un delicado volantito que le aportaba ese aire tan romántico que tanto quería Carmen que tuviera su vestido de novia. En esta prueba ya determinamos el tocado y hablamos del ramo de novia que mejor le va al vestido, el sitio de la celebración, la época y el estilo de la decoración de la boda.

En la tercera prueba ya está todo el vestido cosido y la intentamos hacer coincidir con la prueba de peluquería y maquillaje, en este caso no pudo ser al casarse en Granada, pero Carmen se maquilló y se peinó como iba a ir en la boda, unas grandes ondas recogidas a un lado.  Impresionante!

un día en el atelier de beatriz alvaro

Ese mismo día, realizamos un ensayo general para que todas las novias sepan como tienen que entrar en la iglesia, que brazo da el padrino, como recoger la cola, etc.

En atelier de Beatriz Alvaro nos encantan las pruebas porque se convierten en momentos inolvidables y disfrutamos tanto o más que las novias, viendo como se va dando forma a los vestidos de novia.

Siguiente

Cinco tendencias en vestidos de novia imprescindibles en las novias de 2020

Anterior

El vestido de novia asimétrico de Elena by Beatriz Alvaro

Sin comentarios

Escribe un comentario