Espalda de puntilla bordada.

Vestido de novia espalda con puntilla

Vestido de novia con impresionante espalda transparente con puntilla.

“Llevaba casi 2 meses recopilando mil ideas y vestidos de novia mediante pantallazos de móvil, y ella supo darle forma a todas mis ideas y aportó lo más bonito del vestido de novia: la espalda”

 

Beatriz Alvaro Novias

Después de varios meses sin subir al blog, a causa del covid-19 y el confinamiento, por fin podemos enseñaros el precioso y único vestido de novia de Susana Barcos. Lo lució espléndidamente el día de su boda.

El vestido de novia esta realizado en muselina de seda natural, el cuerpo en tul de plumetti y la espectacular espalda con la puntilla que elegimos Susana y yo. A los delicados puños también les pusimos la puntilla de florecitas. Fuimos dando poco a poco forma al vestido de novia así volviéndose el vestido de ensueño de Susana.

Beatriz Alvaro Novias

¿Cómo conociste a Beatriz Alvaro?

Elegí a Beatriz Álvaro por recomendación de Paula, una amiga de mi marido que se había hecho el traje con ella. Fué el primer taller que visité, y aunque después tenía otra visita a otro atellier, lo tuve claro desde el primer momento que me lo haría con ella.

Llevaba casi 2 meses recopilando mil ideas y vestidos mediante pantallazos de móvil, y ella supo darle forma a todas mis ideas y aportó lo más bonito del vestido: la espalda.

Beatriz Alvaro Novias

Nos conocimos hace casi 3 años por unos amigos en común en Madrid, en donde vivimos los 2 desde hace mucho tiempo, aunque yo soy de Pontevedra y él de Talavera de la Reina.

Me pidió matrimonio cuando llevábamos poco más de un año, en una parada que hicimos en Tordesillas, camino de Pontevedra. Se empeñó en hacer noche allí con la excusa de los 600 km de viaje. Me pareció absurdo, pero después de mucho insistir, me convenció. Una vez allí, fuimos a la Casa donde se firmó el tratado de Tordesillas y me dió el anillo diciéndome que quería firmar un Tratado conmigo.

Lo que no se esperaba es que 4 meses más tarde, volviendo de Pontevedra, le dije que quería parar a tomar un café en Tordesillas y recordar la pedida… y en el mismo sitio, le entregué el reloj.

Beatriz Alvaro Novias

Nos casamos un viernes, el 13 de Septiembre en la Basílica de Santa María la Mayor una iglesia católica del siglo XIII. Después la celebración fue en el Pazo de Señoráns, en uno de los días más soleados de todo el verano, por eso el vestido de novia fue creado con muselina de seda natural.

Beatriz Alvaro Novias

 Nos trajo un velo precioso, al que nosotras supimos integrar al vestido de novia para que pudiese lucirlo. El velo amantillado que llevó pertenece a la familia de Ignacio, el novio y es el  mismo velo que llevó su bisabuela el día se su boda y que nadie de su familia había vuelto a usar, por eso le hacia especialmente ilusión a Susana, un detalle que encanto a la familia del novio, quedó ideal con su vestido de novia.

La falda del vestido de novia esta compuesta por varias capas de muselina de seda natural, cortado al bies con una magnífica cola de dos metros de largo, que luego se podia recoger con sistema de botones y presillas, super cómodo para el baile. Todos los vestidos de novia de Beatriz Alvaro, llevan este sistema de recogida para que la novia pueda bailar hasta altas horas de la madrugada.

Beatriz Alvaro Novias

El vestido de novia incluía un cuerpo de plumetti con puntilla que se bordó especialmente para el vestido de novia al que dimos un toque más vintage con al puntilla en beige.

Sobre el look de el novio Susana opinó:

El chaqué de Ignacio era hecho a medida por un sastre de confianza de la familia. Tenía mis iniciales bordadas en la camisa.

A la salida de la iglesia y para recibir a los invitados en el Pazo, contratamos a Maquía Gaiteiros.

Beatriz Alvaro Novias

El maquillaje y peluquería me lo hice en Betty Peluquerías, en Pontevedra.

El ramo me lo hicieron en Índigo, y era de margaritas silvestres. Elegí esta flor porque a Ignacio le gustan mucho. Para nosotras fue una gran elección porque le daba un toque de color que junto con la puntilla de color marfil quedaba realmente bonito.

Los pendientes me los regalaron mis padres. Aprovechando unas dormilonas, diseñé unos pendientes desmontables de brillantes, terminados con un ágata rosa que me hicieron en Banjoy Joyas (A Coruña).

Beatriz Alvaro Novias

Los zapatos que elegí fueron unas sandalias de Jimmy Choo. El fotógrafo fue Fluxus de Pontevedra. Gracias a Fluxus hemos podido enseñar lo bien que le queda el vestido de novia a Susana, un fotógrafo espléndido. Baile fue un vals clásico.

Beatriz Alvaro Novias

Los 3 sobrinos iban vestidos por Labubé.

Beatriz Alvaro Novias

El catering fue servido por Román. Nos pareció precioso como adornaron el Pazo de Señoráns, añadiendo una mesa de quesos que fue el centro de atención de todos los invitados. El Dj fue Dj Carramon.

Beatriz Alvaro Novias

La elección de la vajilla fue fundamental, quedó preciosa la mesa. Los centros de paniculata y sillas a juego con los manteles. Añadieron un fotomatón de Cuatrofotos, detalle que encanta a los invitados.

Beatriz Alvaro Novias

El viaje de novios fue a Kuala Lumpur, Singapour, Sidney y terminamos en LikuLiku Lagoon Resort en las Islas Fiji

Beatriz Alvaro Novias

Anterior

Espalda bordada en plata y organza fil coupé, la combinación perfecta

Sin comentarios

Escribe un comentario